Rodriguismo
Cómo saludar a las madres en este día, sin caer en lo que ha establecido el comercio; el sistema Neoliberal. Ese que a través de endeudarnos nos valida en nuestra calidad de hijos; como si el costo del regalo definiera el tamaño del amor. 
¿Y si vamos más allá?, ¿y si a este día de la madre le damos un sentido más profundo? 
Se dice que el ser madre nos realiza como mujeres. Sin embargo nosotras no lo creemos totalmente; creemos que es una elección; una elección legitima de tomar por cualquier mujer; la que no quiera serlo... que no lo sea, sino está en su corazón.

Pero si seguimos bajo esta tónica. Este día debería llamarnos también, a defender, todavía con más fuerza, nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Y deberíamos asumir que la decisión de ser madres TAMBIÉN es parte de eso; el derecho sobre nuestros cuerpos, es el derecho que tenemos las mujeres d
e exigir y practicar el sexo seguro, de decidir la maternidad que más nos convenga, o de no tener hijos si no los deseamos. 
Hoy en día las mujeres no solo carecemos del apoyo y de la educación necesarias para asumir la responsabilidad sobre nosotras mismas, sino que además somos atacadas y agredidas cuando los exigimos. Muchas de nosotras no podremos terminar la educación superior y secundaria por “haber quedado embarazadas”; en ese momento, quedamos fuera del sistema, la sociedad aporta muy pocas o casi ninguna opción para que sigamos desarrollándonos como mujeres; quedamos encadenadas a una “maternidad forzosa” y después a una vida laboral precaria y de pocos ingresos; muy pocas de nosotras podremos volver a terminar nuestros estudios o a desarrollarnos en cualquier ámbito personal; la sociedad nos exigirá dedicación y entrega absolutas; ese tipo de compromiso debe ser siempre y todas las veces una decisión tomada con toda la libertad a la que cada una de nosotras tiene derecho.
Empero, el ser madres no; tampoco ocurre que, dejemos de criticar la gestión de otras madres vivimos en una constante competencia, de quien es mejor madre que la otra. Bueno seguimos a cabalidad el modelo impuesto del Patriarcado, dónde creemos en un amor abnegado, más que en lo que debería ser un amor incondicional.
Y a que me refiero que es poco empático. Porque como sociedad y como mujeres y madres no hemos logrado empatizar con las realidades de otras madres, no esas madres que aparecen en la revista Ya hablando de situaciones complejas ,cuando a su haber tienen una solvencia económica, que sin restar sus problemáticas, al tener recursos ,pueden enfrentar de mejor forma sus realidades. No hablo de la madre común y corriente la que no aparecerá en revistas ni spots publicitarios, hablo de la madre pobladora, esa madre propietaria, esa que en muchas ocasiones además de Madre tiene que ser el proveedor de su familia, Y están esas madres las que en pensar en ellas me duele el útero. Esas madres que vivieron y viven el terror y la injusticia. Sufrieron por parte de un Estado Terrorista. 10 mujeres estaban embarazadas al momento de su secuestro por parte de los aparatos de seguridad, siendo salvajemente torturadas y hoy son Detenidas Desaparecidas si sus hijos nacieron en cautiverio o si perecieron con ellas jamás se sabrá a ciencia cierta, a lo mejor es incluso creer que esos niños no crecieron junto a torturadores, como ocurrió en Argentina. A muchas se les borro de cuajo la oportunidad de serlo a desaparecerlas tan cobardemente Muchas viven un profundo dolor al no poder saber dónde están sus hijos, sin saber qué paso con ellos, ellas hasta el día de hoy no pueden vivir su pena su rabia y claman una justicia que a veces se siente en la medida de lo posible. Dos madres que sus hijos fueron quemados vivos. Rodrigo no sobrevivió y sin embargo ella es capaz de decir que con todo ella.
Nosotras las saludamos… A todas las madres; a las que son hoy, a las que serán, a las que se comprometen, a las que no, a las que luchan, a las que resisten, a las que no renuncian, a las sobrevivientes, a las que hacen de todo con nada, a las madres-padres, a las que lo fueron, a las que las privaron, a todas un reconocimiento para todas; las hermanas conscientes de sí mismas; de lo que son, de lo que aspiran a ser y de las luchas que aún tienen por delante.

Facebook

Últimas fotografías



Foto 3


Foto 4


Foto 5


Foto 7


Foto 8