Declaración de principios Rodriguistas
A 33 años del nacimiento del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, 14 de Diciembre de 1983, es que hacemos pública nuestra declaración de principios, cuya finalidad es dotar a los Rodriguistas de un marco teórico, mediante el cual aporte a la construcción de una nueva sociedad basada en el Socialismo como expresión revolucionaria de organización social, como en la construcción de la Mujer y Hombre Nuevo. También nuestra declaración de Principios Rodriguista pretende ser una contribución no tan sólo al Movimiento Popular y a la izquierda de nuestra Patria, sino que también al vasto movimiento de los Pueblos pobres del Mundo que luchan hoy, y desde siempre por su emancipación como su Liberación Social, Nacional y Popular. 

Dedicamos nuestros esfuerzos Rodriguistas a todas aquellas generaciones de patriotas chileno, latinoamericanos y de los Pueblos de la Tricontinental que fueron capaces de entender que el mejor sacrificio que puede hacer un ser humano es dar lo mejor de sí para la construcción de una sociedad de nuevo tipo, en la cual sea el Ser Humano el centro de dicha construcción, donde cada cual valga por su condición de integrante de este vasto mar humano y no por su condición económica y de poder.
Aquellas luchas pasadas, sin importar las formas que estas adquirieron, constituyen parte de nuestra historia que como Rodriguistas asumimos y hacemos nuestra.
Todas las formas de luchas que tiendan a la unidad más amplia del pueblo y de sus organizaciones, como de la sociedad civil y que marchen hacia la transformación de la sociedad han contado siempre con nuestra simpatía y apoyo. Toda bandera de libertad, de justicia, de fraternidad, de solidaridad y que apunte a la superación de la Sociedad Capitalista, sin importar su denominación y transformación cosmética, contará siempre con nuestro más pleno respaldo.
Las sociedades basadas en la explotación del hombre por el hombre, en la concreción de las riquezas y de la fuerza, en la superioridad cultural y educacional, las sociedades basadas en la discriminación y segregación, en la violación a los derechos humanos y de los pueblos como forma de hacer política, las sociedades que se basan en la impunidad estructural y sistémica, en la guerra como forma de resolver los conflictos sociales internos y geopolíticos siguiendo los dictámenes del Imperialismo, las sociedades que no sólo explotan a la clase trabajadora, sino a sus hijos menores de edad en todas las formas y perversiones imaginables, cercenando así el desarrollo natural de la infancia sometiéndolo en muchas partes del mundo al trabajo esclavo, a la prostitución, aquella sociedad que concibe al ser humano como mercancía transable y sometida a las más crueles y despiadadas leyes del capitalismo, aquellos sistemas que destruyen la naturaleza, que oprimen a los pueblos originarios, que enajenan sus recursos al capital extranjero, que mantienen en condiciones de desigualdad social y cultural a sus pueblos, merece no sólo por parte de los Rodriguistas sino de toda la Humanidad su más profundo rechazo anunciando así la necesidad de la reivindicación urgente de la Humanidad y del Ser Humano que se cristalice en la superación del Capitalismo y de la era del Imperialismo.
 
NUESTRA HISTORIA ES NUESTRA LUCHA
 
En lo formal el Rodriguismo nace a la vida política en 1983. Sin embargo, nuestra lucha no comienza ahí. Los Rodriguistas nos consideramos herederos de:
 
- La lucha inicial, y anterior a la de los pueblos originarios contra la corona española y portuguesa, de los esclavos negros de América Latina que simbolizamos en Zumbi. Las rebeliones de aquellos hombres y mujeres esclavizados constituyen los primeros antecedentes de una larga lucha por la liberación de nuestra América Morena.
 
- Somos herederos de la heróica lucha de los pueblos originarios de nuestro continente que supo entender la necesidad de defender no tan sólo su Tierra sino que también su identidad y cultura. El genocidio cometido en nuestras tierras americanas por la invasión de las fuerza imperiales de España y Portugal constituye para América Latina su propio Holocausto y ellos los antecedentes del nazismo. Simbolizamos en aquella resistencia heroica en Lautaro, Guacolda, Caupolicán, Tupac Amaru, Tupac Katari y en muchos otros ejemplos de lucha y de dignidad.
 
- Somos herederos del primer movimiento revolucionario por la Independencia de América. Libertad, Igualdad y Fraternidad, los valores tanto de la Revolución Norteamericana y Francesa, que para su época constituyeron las principales enseñanzas de los pueblos del mundo, en los cuales nuestros propios padres fundadores se basaron para convocar a vastos sectores de la población contra el imperio de la época y construir las nuevas repúblicas. Los ideales libertarios de José Miguel Carrera, Manuel Rodríguez, José Artigas, y del Padre de la Patria Americana, Simón Bolívar, son para nosotros nuestros faros que fundamentan nuestra política y aspiración revolucionaria.
 
- Somos herederos, de aquellos revolucionarios que en el siglo XIX entendieron la necesidad de concretizar el sueño bolivariano y unir a los pueblos pobres de América Latina y de luchar contra las nuevas fuerzas imperiales que asechaban a nuestro continente. Francisco de Miranda, José Martí y Francisco Bilbao constituyen los impulsores de los primeros congresos latinoamericanos y de la construcción de los primeros partidos y movimientos revolucionarios que se ponen como meta llevar a cabo los sueños de Bolívar: el camino de la Segunda Independencia se comenzaba a escribir.
 
- Somos herederos del pensamiento revolucionario del siglo XIX: el Socialismo Científico. Son Carlos Marx y Federico Engels los que se dan a la tarea de construir la ideología para la clase obrera, para los trabajadores y para los pueblos, para que el conjunto entienda las razones y los fundamentos de los estados de miseria y de explotación que vivía y que vive la humanidad. El marxismo es por excelencia la filosofía de la revolución, del cambio y del movimiento que se enriquece en la misma medida que la transformación de la sociedad avanza como producto histórico.
 
- Somos herederos del movimiento obrero que nace como construcción histórica y que se inspira primero en el triunfo de la Revolución Mexicana (1907) y posteriormente en el triunfo de la Primera Revolución Socialista, Revolución Bolchevique. Emiliano Zapata, Francisco Villa, Ricardo Flores Magón, Vladimir Ilich Lenin son nuestros guías también.
 
- Somos herederos del vasto aporte revolucionario de Rosa Luxemburgo, de V.I. Lenin, de Antonio Gramsci, de Luis Emilio Recabarren, de José Carlos Mariategui, de Salvador Allende y de tantos otros que adaptaron el marxismo a las condiciones propias de sus pueblos y de sus luchas.
 
- Somos herederos de los pueblos del Tercer Mundo que en la Primera Conferencia de Bandung llaman a luchar contra el Colonialismo y el Neo Colonialismo. Cuyos pueblos y líderes entendieron la necesidad de enterrar a los antiguos imperios de decadencia y dar paso a naciones libres y soberanas. Los socialismos árabes y africanos como el nacimiento de los movimientos de liberación nacional constituyen la antesala de la lucha frontal contra el imperialismo.
 
- Somos herederos de la Revolución China, de Mao Tse Dung, de la victoria Heroica del Pueblo de Viet Nam contra el Imperialismo inglés, francés y norteamericano, Ho Chi Min, de la victoria del Pueblo de Corea contra los Estados Unidos.
 
- Somos herederos de la Revolución Cubana (1959), de la Revolución Sandinista (1979) del movimiento guerrillero latinoamericano en el cual los Rodriguistas tomamos parte. Miguel Enríquez, Santucho, Raúl Sendic, Raúl Pellegrin son algunos de nuestros comandantes.
 
- Somos herederos del movimiento de la Tricontinental de la hermandad en la lucha contra el Colonialismo, el Neo Colonialismo y el Imperialismo de los pueblos de África, Asia y América Latina. El Medhi Ben Barka, Patricio Lumumba, Ernesto Che Guevara, Carlos Fonseca, Augusto César Sandino son ya parte del Rodriguismo.
 
- Somos herederos de los cristianos por el Socialismo, hermanos de la Teologia de la Liberación que entendieron la necesidad de romper la barrera impuesta por la curia romana y hermanarse con el mundo marxista y proletario desde la óptica liberadora del Cristianismo, como una forma teológica revolucionaria para América Latina. El cristianismo popular tuvo un rol de primordial importancia en los procesos revolucionarios de América Latina y lo sigue teniendo. La hermandad histórica el definir a Jesús como obrero y el rescatar el mensaje revolucionario del cristianismo hizo que Rafael Maroto, Juan Alsina, Helder Camera, Camilo Torres quedaran para siempre en la memoria de los pueblos en lucha.
 
- Somos herederos también de la heróica lucha del pueblo afroamericano en la conquista por los derechos civiles en el corazón y centro del imperialismo. Malcom X y Martín Luther King nos enseñan la importancia de desarrollar la consciencia profunda de dignidad y de autoestima en la masas, el convertir a la masa en un pueblo organizado, en la construcción de su propio Poder Soberano de los Pueblos, en la necesidad de entender que las formas de luchas son aquellas que el pueblo se vaya dando y que la vanguardia no es un grupo iluminado, sino es parte integrante y obediente a los dictámenes que el pueblo organizando vaya dando.
 
- Somos herederos de la izquierda que nace en la lucha contra las dictaduras militares en América Latina, que lucha contra la Doctrina de Seguridad Nacional y los Conflictos de Baja Intensidad, contra un nuevo genocidio para nuestros pueblos representados en los detenidos desaparecidos, en los ejecutados políticos y en los torturados a manos de fuerzas armadas criminales y de una burguesas que no trepidaron en mostrar su condición sanguinaria.
 
- Somos herederos de la solidaridad con los pueblos en lucha y del internacionalismo revolucionario que nos hace apoyar la consecuente lucha por la Paz del Pueblo Hermano de Colombia y contra la intervención norteamericana. Apoyamos el reconocimiento del Estado Palestino y de las fronteras acordadas hace ya décadas y acusamos a Israel de cometer un genocidio que en nada tiene que envidiar al cometido contra su mismo pueblo por la Alemania Nazi. Somos resueltos en apoyar la lucha de Puerto Rico por su total y definitiva independencia y el de luchar porque todas la fuerzas militares estadounidenses abandonen suelo americano como forma de contribuir a la paz entre los pueblo y mundial. Somos herederos de las nuevas formas revolucionarias de lucha que se ha dado el pueblo mexicano.
 
- Somos herederos de las nuevas revoluciones sociales de Bolivia, Venezuela, Ecuador, del Socialismo del Siglo XXI.
 
- Somos herederos de la lucha contra la discriminación contra la mujer y las minorías sexuales, de los derechos reproductivos, por una educación y salud al servicio de los pueblos y no del mercado, por la igualdad de derechos entre los seres humanos en lo formal y en el práctico, de la defensa del medio ambiente, defendemos la paz entre los pueblos, la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia en asuntos internos, el respeto a la diversidad de pensamiento y de opinión entre revolucionarios, patriotas, demócratas y progresistas.
 
Creemos en la unidad más amplia del pueblo y de la sociedad civil para la superación del Capitalismo, para la construcción de un verdadero Estado Laico, por la construcción de una economía que respete al ser humano, a los derechos humanos, a los derechos e identidad de los pueblos, al medio ambiente y que construya una Nueva Democracia, un Nuevo Poder, una Nueva Consciencia Humanista Revolucionaria, un Hombre y una Mujer Nueva, que se sintetiza completamente en el SOCIALISMO.
 
Así, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez declara que:
 
- El Rodriguismo constituye el pensamiento de la organización en la cual confluyen todos los elementos históricos, filosóficos y teóricos aquí mencionados.
 
- El Rodriguismo es un pensamiento de carácter revolucionario por cuanto interpreta de la misma forma la realidad y el desarrollo de la sociedad, por tanto persigue la transformación revolucionaria de la sociedad que se expresa en la superación del Capitalismo y de la explotación del hombre por el hombre.
 
- El Rodriguismo es de carácter patriótico por cuanto entiende como Patria a la clase obrera, y por tanto como la Clase trabajadores tiene una composición internacional también es nuestra Patria América Latina donde Chile es una de sus expresiones.
 
- El Rodriguismo es Tricontinental por cuanto se hermana con los pueblos de África, Asia y América Latina. - El Rodriguismo es Internacionalista por cuanto no sólo apoya las luchas de todos los pueblos del mundo sino de la clase obrera y trabajadora internacional.
 
- El Rodriguismo es Unitario por cuanto apoya todas las instancias nacionales, continentales y mundiales que tiendan a arrinconar a las fuerzas imperiales del momento.
 
- El Rodriguismo es esencialmente Democrático Revolucionario por cuanto entiende que la organización revolucionaria del pueblo es la única forma de superar una democracia formal representativa que sólo sirve como sustento del capitalismo que degenera las relaciones humanas y que destruye la vida.
 
- El Rodriguismo es profundamente Humanista por cuanto el ser humano y la construcción del Hombre y la Mujer Nueva es una de las metas de carácter estratégico y que se comienza a construir en el presente.
 
- El Rodriguismo es esencialmente creativo e innovador por cuanto aprenderá en forma constante de las formas de organización y de lucha que el pueblo se vaya dando y que el Rodriguismo sea capaz de crear y transformar.
 
- El Rodriguismo es un movimiento revolucionario de carácter laico en el cual confluyen expresiones cristianas y marxistas siendo el común denominador la liberación simultánea del ser humano y de la sociedad.
 
- El Rodriguismo sostiene que la liberación de la Nación Chilena y la Nación Mapuche solo será posible con la Unidad Estratégica de ambos pueblos en busca de un Estado Plurinacional.
 
- El Rodriguismo es esencialmente anti-imperialista, anti-oligárquico, anti-capitalista y antiburgués.
 
- El Rodriguismo Caracteriza su Proyecto como Socialista, Patriótico, Plurinacional y Popular.
 
- El Rodriguismo no es un movimiento violento ni armado por definición, sino que es un movimiento revolucionario que utiliza todas las formas de lucha que el pueblo se vaya dando según el desarrollo de la lucha de clases, el desarrollo de consciencia de las mayorías, la intensidad represiva con que responda el Estado ante las demandas justas del pueblo en su conjunto. Ninguna forma de lucha es descartable cuando se trata defender los derechos humanos y la vida de los seres humanos como valor esencial y primordial.
 
- El Rodriguismo es un movimiento Unitario y Fraterno. Unitario por cuanto la búsqueda de acuerdos, el generar espacios amplios de convergencia y de unidad, el desarrollar un debate ideológico de respeto a la diversidad y libertad de pensamiento con los demócratas, patriotas, progresistas y revolucionarios de nuestra Patria. Es fraterno por cuanto la unidad y el debate se deber dar en un espacio y forma de respeto sin caer en la descalificación personal ni en la amenaza.
 
- El Rodriguismo es, en definitiva, un movimiento de su tiempo, para transformar el presente y construir la sociedad del futuro.
 

Facebook

Últimas fotografías



Foto 3


Foto 4


Foto 5


Foto 7


Foto 8