Mundo
El imperio a lanzado a sus agentes a provocar en aquellos países que no se le subordinan, violencia agresión desabastecimiento y terrorismo; en conjunto con las oligarquías y sus lacayos vende patria, comenzaron ya una larga marcha de destrucción por toda América Latina; primero con Paraguay siguieron con Honduras, luego Argentina y Brasil, hoy el nuevo presidente de EEUU. Trump cree que por haber acumulado grandes riquezas y por estar ocupando el sillón presidencial tiene el derecho de no respetar la soberanía de ningún país (esta conducta es casi tradicional de los presidentes de EUA); con este propósito ha ordenado una serie de acciones de hostigamiento en contra del gobierno revolucionario de la hermana República de Venezuela; para ello ha echado mano de todo recurso disponible; personalidades, políticos, empresarios, ha intentado sobornar Militares, a contratado mercenarios, ha asesinado policías y desabastecido el Mercado interno, todo con el fin último de crear las condiciones necesarias de desestabilización y provocar la caída del Gobierno Bolivariano.

El objetivo es y siempre ha sido, saquear los recursos naturales la Republica Bolivariana de Venezuela.
Han usado las mismas estrategias con que impulsaron el golpe de Estado En Chile contra el gobierno legítimo de compañero presidente Salvador Allende; el presidente del Se
nado corrió a golpear las puertas de los cuarteles para que los militares salieran e asesinar a miles de Chilenos; hacerlos desaparecer, torturarlos y a sus esposas e hijos; lo que no tuvieron que soportar el exterminio, tuvieron que marchar al exilio; los que no tuvieron “esa suerte” fueron apresados, exonerados y pasaron los siguientes 40 años viviendo vidas de miseria, como parias en una sociedad que los había borrado del inconsciente colectivo a fuerza de sangre y muerte. Todo con el único fin de que el mismo pequeño grupo de siempre pudiera defender sus privilegios y el poder de imponer su voluntad sobre todo el resto de los chilenos.
Ya la asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela que es el órgano unicameral que ejerce el poder legislativo en dicho país. Está conformada por 167 diputados, siendo la gran mayoría derechista, reemplazando al anterior Congreso de la República, que era un órgano bicameral. Desarrolla una serie de actos de sedición en contra del Gobierno del presidente Maduro y del pueblo Venezolano; es en este contexto que el pueblo de La Republica Bolivariana de Venezuela pide al compañero Maduro tomar decisiones frente a quien tiene el poder, si es el pueblo, o al igual que en Chile los grupos económicos. 
Esto obliga al Presidente Maduro a actuar rápido y seguro, con la venia de una sociedad que ha visto el desarrollo socioeconómico que ha ganado terreno en Venezuela.
Las decisiones que debe afrontar una revolución siempre son muy duras. Un líder revolucionario, debe ante todo defender a su pueblo y a la revolución que juntos han construido. 
Estas no son palabras vacías; en caso de la hermana república de Venezuela, la ofensiva democrática que puso al Comandante Hugo Chávez Frías (y que hoy continúa en la persona del Presidente Maduro) al mando de los destinos venezolanos, no fue no fue sino un etapa en un proceso de lucha de clases que no se extinguió por la derrota electoral de la Oligarquía local. Porque en el momento mismo en que la revolución Bolivariana del Comandante Chávez, se constituyó en poder y gobierno, en ese mismo instante, la oligarquía desecho las herramientas de la democracia y se volcó a las acciones de sedición, terrorismo y desestabilización. 
¿Sabemos porque? claro que sabemos porque: El fascismo solo juega con las reglas cuando le sirven y va ganando. Nosotros en Chile conocemos muy bien el libreto del desabastecimiento, el sabotaje y el terrorismo; lo vivimos en carne propia; sabemos que después, viene la muerte y exterminio de los revolucionarios y todavía después de eso el saqueo, la miseria y empobrecimiento del pueblo trabajador.
La disputa por el control político del estado y la administración de los recursos del gobierno ha sido solo una parte dentro de una cruenta lucha entre las clases que fundan y constituyen el seno de la estructura la sociedad venezolana.
 La lucha de clases no admite; ni atajos ni desvíos; es cruenta y violenta (en muchas más formas que solo la vía de las armas) sería una ceguera política decir que se puede disputar el poder (como objetivo político) de manera pacífica o sin hacerle frente a la violencia que desata una clase que tien
e bien claros principios, sus objetivos y su voluntad de poder. 
A la clase trabajadora nunca se le ha regalado nada y nunca le han dejado otra salida que la de arrebatar sus derechos por la fuerza; las oligarquías nacionales y transnacionales siempre han defendido y siempre defenderán, a sangre y fuego, (lo han hecho de este modo a lo largo de la historia siempre y todas las veces sin excepción alguna) todos sus privilegios, sus beneficios, y su modo de vida, que está basado en la destrucción y el despojo de la vida de todos los demás que les rodean.
Una Revolución se ha salvado de las manos del Imperio y esto es gracias al tremendo ejemplo que dejara el comandante Chávez….cuando el pueblo manda no hay enemigo que no caiga en desgracia. 
Saludamos a nuestros hermanos y hermanas Bolivarianas y sepan que cuentan con todo nuestro apoyo y solidaridad de internacionalistas.
 
 
Aún Tenemos Patria Ciudadanos!!
Hasta Vencer o Morir!!
Dirección Nacional
Frente Patriótico Manuel Rodríguez

Facebook

Últimas fotografías



Foto 3


Foto 4


Foto 5


Foto 7


Foto 8