Mundo

¿Cuándo tendrán suficiente? Sí porque cuando hablamos de los grandes bloques dominantes; los grandes conglomerados político-económico-militares; cuando hablamos de personas que encabezan fortunas que exceden por varios cientos de millones el PIB de muchas de las naciones más pobres del mundo, cabe hacerse esta pregunta.

PRIMER ACTO: CRÓNICA DE UNA GUERRA LARGAMENTE ANUNCIADA.

Hace poco menos de 5 años, occidente comenzó una ofensiva, para extender su influencia y poder hacia las regiones de oriente medio, los Balcanes y hasta los Urales; un avance largamente previsto dirían algunos. Un avance político, económico y militar cuyo objetivo es (casi como corolario de una guerra comenzada hace poco más de 50 años), acrecentar la hegemonía del Bloque de occidente. La Hegemonía es condición básica para el proceso de expansión del capital. La expansión del capital es consecuencia de su proceso de acumulación; tarde o temprano, había que imponer las condiciones, para que este proceso completara su fase de desarrollo y (consecuentemente), superar su actual crisis. El capital supera sus crisis a condición de expandirse y recomenzar sus dinámicas de acumulación en sistemas productivos no integrados a sus actuales procesos ya híper-exigidos. En consecuencia, la expansión hacia oriente medio y los Urales resulta casi inevitable. Los recursos naturales; la apertura de mercados potenciales; la posibilidad de la explotación de riquezas hasta ahora medio vedadas; frente a un occidente que esta por completar su octavo año de crisis económica, resultaría no solo lógica sino angustiantemente necesaria. Todo esto, teniendo como telón de fondo el surgimiento de un bloque de poder totalmente nuevo encabezado por Russia y China (que ya es, hoy día, la primera economía mundial). El panorama no es bueno si consideramos que, los pocos espacios de desarrollo a los cuales este modelo podría expandirse, ya “estarían tomados”, por otras economías que buscan hacer algo distinto y diferente a lo que actualmente es el modelo anglosajón. Un proceso de avance que comienza entre los años 2001 y 2003 con las invasiones a Irak y Afganistán y que ha continuado desarrollándose en decenas de operaciones de menor envergadura de diferentes tipos y con múltiples objetivos. El reordenamiento geopolítico de la región, conocida como la “Primavera Árabe”, comienza el año 2010 en Egipto, y avanza sin detenerse hasta llegar a Siria donde el apoyo de Russia al Gobierno encabezado por Bashar al-Assad, ha frenado todas las pretensiones de occidente. El apoyo silente pero decidido de Russia, se suma a las acciones de Irán; y de Hezbollah desde el Líbano; que han constituido el primer rayo de clara y férrea oposición a las pretensiones Anglo-Americanas, desde el Fin de la Guerra Fría. Frente a este escenario en Oriente Medio, las revueltas en Ucrania aparecían como un paso más que, inevitable e ineludible, marcaba el avance hacia la Europa Oriental; hacia sus riquezas naturales, sus materias primas, sus mercados bastos y pujantes, que les son necesarios, en medio de la creciente crisis que embarga al hemisferio occidental. Esta primera fase o etapa (casi completa) de reconfiguración política de toda la región del medio oriente; pretendía sentar las bases estratégicas para la continuidad de la maniobra de imposición del cerco definitivo, sobre el verdadero objetivo de toda esta estrategia…. La Gran Madre Russia.

I.- ¿PORQUE RUSSIA, PORQUE AHORA, PORQUE ASÍ?

Porque Russia es la única que puede; real y concretamente oponerse a los intereses de la OTAN Y EE.UU. Y es que, aquí no hablamos solo salir a la calle y decir no; las marchas contra el G8 o el G7 (que es lo mismo que el G8 pero sin Russia), han sido masivas y multitudinarias (hasta películas se han hecho al respecto) pero no han tenido efecto alguno en el desarrollo del mercado y la implementación de sus políticas e intereses. Marchar contra el sistema es, hoy en día, casi con suerte un saludo a la bandera, y una nota o comentario en los noticieros de la tarde. En Cambio cuando hablamos de oposición real y concreta, hablamos de cosas como; estar en posición de crear el BRICS y agrupar a varias economías muy poderosas en un bloque de negocios independiente y opuesto al Banco mundial, al FMI y la OTAN; además, por intermedio de este, la creación de un Banco del Desarrollo internacional, que tiene el objetivo de invertir en proyectos de infraestructuras y desarrollo sostenible para sus integrantes sin el uso de la moneda nacional de EE.UU., el dólar. Para China y los demás socios del BRICS significa la ampliación del territorio para su moneda el YUAN; significan mayores mercados, mayor desarrollo y por sobre todo, infraestructura recursos y desarrollo libres del control y la sombra del dólar americano. El poder impulsar procesos de desarrollo fuera del sistema monetario anglo americano; fuera de sus reglas de negocios, de sus tarifas de mercado, no solo es un fuerte golpe a las economías de occidente que, hipertrofiadas, no tienen espacio hacia donde expandir sus modelos de desarrollo económicos, sino que es apretar aún más el nudo sobre un sistema económico que corre contrarreloj para recuperar su movilidad y liquidez. Estamos hablando de acciones y medidas que tengan la capacidad de poner en verdaderos problemas a occidente; medidas de tal magnitud que obliguen a EE.UU. y la OTAN a reevaluar sus prioridades, por medio de presionar fuertemente sus economías y los equilibrios precarios que las sostienen. La política internacional de las naciones está manejada desde los grandes conglomerados financieros; grandes corporaciones que manejan el vasto e incalculable capital transnacional; convertido hoy, en un inmenso animal “viviente-sintiente” que tiene en las bolsas de comercio de todo el globo su sistema nervioso; en los sistemas productivos integrados y globalizados, su corazón y pulmones; en su tipo de cambio y sus reglas comerciales, la circulación de su sangre vital que lo hace vivir. Un capital que ha excedido hace tiempo las fronteras de las naciones, credos religiosos, ideas políticas. Un capital que crece se desarrolla y evoluciona sobre y por sí mismo, y que como un cáncer… solo subsiste a base de extenderse y crecer desmesuradamente hasta copar todo sistema y todo espacio productivo del planeta. Russia es una única potencia en el planeta, que ofrece una alternativa de liderazgo y alineación político – económica diferente al liderazgo fracasado, de EE.UU., la OTAN y FMI. Liderazgo que si bien no es progresista in extremis, es un liderazgo claramente NO IMPERIALISTA, dialogante y con una perspectiva fresca sobre problemas que ya peinan canas en manos de los mismos que no han sabido ofrecer al mundo una respuesta satisfactoria. Russia entonces, aparece como el enemigo más peligroso de occidente, por la disputa de la hegemonía planetaria. A occidente, se le está acabando el tiempo. No puede esperar “mejores condiciones” para movilizarse hacia El Oriente. En el presente el Capital acumula 8 años de crisis, sin la perspectiva de reactivación; los sistemas no logran recuperarse por sí mismos, básicamente, porque los espacios resultaron insuficientes no solo como mercados sino especialmente, como economías; no resultaron medios estables. Si bien la bonanza producto del acceso a los hidrocarburos fue prometedora, la permanente inestabilidad de los gobierno regionales, los hizo ineficientes como economías incluibles en el sistema de acumulación, los mercados nunca prosperaron en una región en permanente conflicto. Las luchas en medio oriente “compraron más tiempo” pero no resolvieron en definitiva el problema de fondo; la crisis globalizada del sistema de acumulación del capital siguió profundizándose, aunque, a un ritmo menos agudo que lo anticipado, muchas cosas contribuyeron a suavizar el deterioro, hemos mencionado algunas aquí. Con todo y sus esfuerzos, ya se sabe hasta dónde pueden llegar, y que el tiempo antes del colapso definitivo de las economías dominantes, está más y más cerca. El tiempo…. Se les está terminando.  

II.- ¿POR QUÉ RUSSIA NO AYUDA (ABIERTAMENTE) A NOVORROSIA?

Porque sería el principio de la tercera guerra, y porque es lo que, eventualmente, esperan y están buscando tanto la OTAN como EE.UU., ya que les daría la victoria estratégica. Para explicar esto, hay que explicar el contexto, En el primer artículo ya explicábamos como es que la OTAN y la UE estuvieron (y están aún) coludidos en la caída del régimen democráticamente elegido de Yanukóvich. Luego de sus desastrosas maniobras, Ucrania quedo dividida y en una cruenta guerra civil, y el gobierno central al mando de oligarcas codiciosos y agrupaciones nazis, que han revivido lo peor de los días de la ocupación alemana; Esto no estaba calculado así, las acciones no estaban orientadas a eso; lo que debía ser “un golpe Blando”, terminó transformándose en una violenta guerra civil que está en pleno desarrollo. (Detalles: ver Art. Anterior). Las acciones en Ucrania, apoyadas por empresas de mercenarios y agrupaciones de nazis locales, es parte de la misma maniobra que ya está siendo anulada en Siria; y que como tales, son parte de acciones de mayor envergadura que persiguen otros objetivos, a más largo plazo y con mayores y más profundos efectos. 1) El inicio de un conflicto de regular escala que le permita a Occidente hacer 3 cosas: a) Resolver la crisis de expansión del capital transnacional, por medio de las políticas de reconstrucción, la expropiación de recursos y la implementación sus criterios; económicos y políticos. b) recuperar la influencia y el liderazgo en la región; por medio de la deslegitimación del oponente, Maniobra que ya se ha visto en medio oriente, donde inclusive se han recreado “enemigos prefabricados” que cumplen la función de mantener “viva la imagen del enemigo” y así legitimar más acciones militares en la región y mantener el terror en los medios de todo el globo, este tema no es menor por cuanto se trata de mantener la estabilidad y la gobernabilidad en el resto del planeta, mientras se afecta determinadas regiones y sistemas económicos y políticos en específico, es decir, una ACCIÓN MILITAR DE EFECTO CONTROLADO. c) aislar y anular a Russia como oponente y amenaza en todos los frentes globales 2) Impedir la creación de un sistema monetario y un mercado alternativos que amenacen su liderazgo y hegemonía global. El peor escenario para Occidente es que el BRICS crezca se desarrolle y se fortalezca; convirtiéndose en alternativa para las economías dependientes del resto del mundo (léanse las Américas y algunas regiones del Asia Pacifico por ejemplo). 3) Reiniciar los estancados sistemas productivos que ya tienen, especialmente a EE.UU. al borde del colapso. El capital no solo requiere espacio de expansión, sino también, y más fundamentalmente, requiere de un impulso productivo que permita a los sistemas reiniciar la marcha y comenzar de nuevo el proceso. Este punto se ha vuelto, con cada crisis del modelo, más y más agudo de recuperar, fundamentalmente por el tamaño y el volumen del modelo que en su desmedido y desmesurado desarrollo hoy requiere de un impulso GIGANTESCO o de un cambio geopolítico de proporciones globales para obtener su impulso productivo de reinicio. Debe entenderse que, en estas circunstancias, una de las cosas más importantes que se esta enfrentando es la guerra de medios; a nivel global, tanto en torno de medio oriente como de Ucrania y el Donbass; la evidencia de cómo se han puesto todos los esfuerzos posibles, en silenciar la lucha heroica de los valientes guerreros del Donbass y como por el contrario se ha hecho de todo por agigantar lo más posible la amenaza “prefabricada” del ISIS. Evidencian los esfuerzos desesperados por retomar la iniciativa, en una estrategia que a todas luces ha adquirido “vida y derrotero propios” y que ya no tiene un claro desenlace. Hoy los guerreros de Novorrosia, luchan y se fortalecen pese a todos los obstáculos, pese a toda la oposición, a todas las dudas, a todas las divisiones a todas las diferencias; solo este dato nos basta para decir que la lucha será larga y cruenta y que los valerosos Milicianos tienen la victoria mucho más cerca que las bestias de Kiev. La historia ha demostrado en innumerables ocasiones; que luchar contra un Pueblo en armas, es enfrentar una lucha perdida. Ilustración 1 El camarada Arseniy Pavlov conocido como Cdte. Motorola. En Siria la lucha se ha generalizado, teniendo al Ejército Sirio y a sus milicias populares luchando contra rebeldes pagados por occidente; las milicias del Hezbollah también luchan contra los rebeldes Sirios, generando de este modo un escenario que podría estancarse y demorarse durante meses, cuando no años. Si sumamos a esto la guerra civil en Ucrania, tenemos las opciones de occidente congeladas de manera indefinida. Ahora las acciones pasan de los campo de batalla, a las redes sociales, a los medios de comunicaciones globales y la diplomacia. ¿Para qué? Con la esperanza de hacer que Russia o sus aliados, ocupen el lugar del enemigo demoniaco y aterrador que les permita accionar libremente desde la legitimidad de una supuesta “causa justa”. Ilustración 2 Siria al 21 de oct. 2014 “…El Ejercito Árabe Sirio se vio Obligado a Retroceder en el Sur del País contra una Gran Ofensiva del Al-Nusra Apoyada por Nuevo Combatientes de Arabia Saudí y con gran entrenamiento Militar de EEUU e Israel…” Y esto es solo una muestra de lo que este escenario puede desarrollarse en los siguientes meses; una enorme seguidilla de avances y retrocesos, alimentados en principio por el largo suministro de armas y apoyo económico de ambas partes en conflicto;

III.- LA VICTORIA DEL DONBASS; CLAVE PARA DETENER A OCCIDENTE.

Las Milicias independentistas están mucho más cerca de la victoria que Los Nazis de Kiev. Ahora la tregua ha terminado, las milicias están esperando la ofensiva Ucraniana; las milicias están en clara desventaja; la victoria sin embargo, es más una realidad para los mineros de la cuenca del Donéts que para los fascistas. Empero, en términos estratégicos, la victoria del Donbass es de una importancia capital si el objetivo, en el mediano plazo, es detener el avance de occidente hacia Russia. Y es de capital importancia, fundamentalmente porque congelaría (favorablemente para Russia) todo el escenario de la región; tanto en Los Urales como en la cuenca del Donbass; se podría pasar el invierno en un proceso de reforzamiento de posiciones militares y terminar convirtiéndose en una consolidación de la posición en la cuenca. Pero es muy probable que eso no llegue a darse; en concreto porque Kiev está obrando contra el tiempo, no puede esperar hasta la primavera, tiene que vencer la resistencia del este antes de la llegada del invierno o por lo menos consolidar una apreciable ventaja ya sea política o territorial. Todos los analistas dicen que antes del fin de este mes Kiev pasara a la ofensiva, con todo el poder que haya sido capaz de reunir; en los medios y las redes hay claras señales de esto último; ¿y que esperamos todos? Bueno que Russia no permita la caída del Donbass; y que la hacer esto, no se desencadene una guerra a gran escala en Europa del este, que termine por volverse una lucha global. IV.- Epilogo transitorio de una Historia en Desarrollo. Y en estos momentos, mientras usted lee estas líneas; miles de hombres y mujeres contienen la respiración en la heroica cuenca del Donéts; esperando la ofensiva de los Nazis de Kiev; mientras usted nos lee, En Oriente Medio, los ejércitos de Irán, Siria y las milicias del Hezbollah, luchan encarnizadamente por erradicar al ISI; el nuevo engendro parido en las oscuras entrañas de Langley Virginia y con la partera complicidad de las bestias criminales de la Mossad. En estos momentos, en que los latinoamericanos intentamos rehacernos desde las distintas realidades en las que estamos inmersos; en que intentamos recomenzar el camino de la lucha por la definitiva liberación de todos los pueblos de esta América Latina. En estos momentos, los revolucionarios americanos, debemos poner todos nuestros esfuerzos disponibles en apoyar las luchas tanto en la cuenca del Donéts, como en la frontera de Irán y Siria; estas naciones no solo luchan denodadamente por su autodeterminación, por el derecho a decidir por sí mismos qué camino seguir. Luchan también para oponerse a la marea incansable de EE.UU. Y OTAN y todos sus esbirros. Ellos nunca se detienen, nunca tienen suficiente; son como animales insaciables, perpetuamente sedientos de poder, de dinero; ciegos en una orgía de casi 30 años de poder riqueza sin límites y canibalismo social. Debemos luchar con los Milicianos del Donbáss; denunciar a los Fascistas que gobiernan en Kiev, reunir fondos para Novorrosia, sumarse a sus filas; aportar por todos los medios que podamos; asumiendo como nuestra esta lucha contra el más horrendo y despiadado de los enemigos; al igual que todas las luchas libertarias del mundo y en contra de toda forma de imperialismo. Hay razones políticas también (evidentemente); apoyar a Russia y a la naciente Novorrosia es apoyar al BRICS, es apoyar la aparición de mejores opciones de mercado para nuestras materias primas; es apoyar un espacio de relaciones comerciales y políticas nuevo y más igualitario; naciones con economías en desarrollo como las nuestras, se beneficiaran de una mayor competencia y mayor igualdad de trato, en el comercio de nuestros recursos y en los tratos de desarrollo de infraestructura y etc. etc. Por su parte Russia ya a comenzado a dar señales claras en este sentido, como la condonación del 90% de la deuda que la Republica de Cuba tenía con la desaparecida U.R.S.S; mientras que el 10% restante de esta deuda, será reinvertido en Cuba. Éstas son acciones concretas, no palabras, esta es la realidad de las opciones disponibles en el nuevo bloque en ascenso. El Nazi-fascismo Ucraniano es, sin sombra de duda alguna, el renacimiento de los peores demonios que alguna vez poblaron las tierras del viejo continente; son los mismos monstruos sedientos de sangre, que alguna vez persiguieron no solo a judíos; sino a negros, gitanos, polacos turcos, minorías de todo tipo; casi a cualquiera que no fuera como ellos. Son animales, bestias; violadores, asesinos, torturadores, cobardes; individuos miserables que disfrutan de lastimar a personas indefensas; mientras estas bestias se alimentan y crecen al alero del Gobierno de Kiev, en el resto de Europa crecen otros vástagos malditos en el seno de países que aún no olvidan el dolor y la muerte causadas por el III Reich durante el siglo pasado; el Nazi-Fascismo no puede ser tolerado; debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para detenerlo, ahora, ahí en la cuenca del Donbass, de lo contrario, todos corremos el riesgo, de enfrentar guerra de la que no hay salida posible; una cruenta y devastadora guerra global de la que no hay escape, ahora ya no en los limitados términos de la primera mitad del siglo pasado, sino una guerra de alta tecnología, con arsenales mil veces más aterradores y destructivos que la munición balística de que se disponía en la Gran Guerra Patria.

Facebook

Últimas fotografías



Foto 3


Foto 4


Foto 5


Foto 7


Foto 8